You are currently viewing Crece la judicialización y brecha en ruta Santiago – Lima

Crece la judicialización y brecha en ruta Santiago – Lima

La ruta Santiago – Lima es una de las más demandadas entre Chile y Perú. Tras la licitación de octubre 2023, el tramo registra una fuerte competencia entre las tres líneas aéreas que operan ese tramo y, producto del resultado, también una creciente judicialización.

El resultado de la licitación de 13 frecuencias en la ruta Santiago – Lima no deja conforme a JetSMART. La compañía de ultra bajo costo (ULCC, por sus siglas en inglés) pierde nueve de 14 frecuencias. Las cinco frecuencias que tiene vencen en abril de este año. LATAM es la que se adjudica 10 frecuencias para quedar con un total de 56, mientras que SKY consigue tres para terminar con 21.

JetSMART señala que el proceso no corresponde y advierte que todos los cursos de acción pertinentes para invalidar el proceso. El actuar de esta compañía ya advierte una judicialización del proceso desde el momento que recurre al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TLDC).

El viernes 19 de enero, la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) decide quitar dos frecuencias a SKY entre Santiago y Lima, y otros cinco puntos adicionales. El motivo de la autoridad es por no uso de estas. Como consecuencia, la compañía ligada a la familia Paulmann queda con 21 frecuencias.

“Declárense abandonadas dos (2) frecuencias aéreas semanales entre Santiago y Lima, y otros cinco puntos adicionales, con derechos de tercera y cuarta libertad, asignadas al operador aéreo nacional Sky Airline S.A. mediante Ord. N° 314 de 14 de julio de 2011, las que quedan en situación de ser asignadas a otro operador”, dice la resolución de la JAC.

Al igual que su competidora, SKY advierte acciones para revertir la situación. Como consecuencia ya se advierte una dilatación del proceso y, por lo tanto, una mayor incertidumbre.

“Se deducirán recursos para que la autoridad tenga en cuenta antecedentes que debiesen llevar a revertir la decisión”, declaran desde SKY.

Desde la JAC señalan que habrá una nueva licitación por esas dos frecuencias. El nuevo proceso abre oportunidades a JetSMART de asegurar algún cupo para su operación chilena, pero también invita a LATAM a poder a optar a más frecuencias y ampliar su posición dominante.

El proceso también está en el Congreso chileno. A instancias de un parlamentario, el proceso será tratado en una sesión especial de la Comisión de Transportes de la Cámara a la cual están invitados el Ministerio de Transportes, la JAC, el TDLC y los operadores. En dicha sesión se espera que se exponga el proceso, la transparencia de este y la posición de cada actor.

Desde la JAC, señalan que la licitación de frecuencias para la Santiago y Lima se realiza en conformidad con el Decreto Ley N°2.564 de 1979. Durante el proceso se explican las Bases de Licitación (BALI) y el reglamento establecido. Las frecuencias se otorgan por un plazo de cinco años.

Para la ruta Santiago – Lima hay dos tipos de frecuencias. Las primeras asignadas de manera directa y por tiempo indefinido. Los operadores que tienen estas frecuencias son LATAM y SKY. Las frecuencias indefinidas están contenidas en el artículo 3° de la Ley de Aviación Comercial Decreto Ley N°2564 de 1979 y responden al supuesto de que hay más frecuencias disponibles que operadores interesados. Desde 2015 que no se aplican más, por lo que todas las frecuencias se licitan por un periodo de cinco años.

Aumenta la brecha en la ruta Santiago – Lima

A pesar de que la pérdida de frecuencias es reducida (2) para SKY no es menos importante. Sin embargo, la posición dominante de LATAM con varias frecuencias para la ruta Santiago – Lima desde Chile y el Perú complica al resto de los operadores.

La decisión de quitar frecuencias a SKY contribuye a ampliar la esa brecha y no existe certeza de que el proceso pueda asegurar una mejor posición competitiva para los operadores que tienen menos vuelos.

Para SKY y JetSMART la situación crea una distorsión competitiva por la posición dominante. LATAM argumenta que la cantidad de frecuencias son parte de las condiciones colocadas con una resolución de 2011 como parte de la fusión entre LAN y TAM, además de las obtenidas en un proceso válido de licitación.

A lo largo de 2023, LATAM, SKY y JetSMART transportan 1.400.244 pasajeros en la ruta Santiago – Lima. La cifra corresponde a todos los operadores, es decir, considera a las filiales de Chile y Perú para las tres líneas aéreas. Todas las compañías utilizan este mecanismo a fin de ocupar las frecuencias disponibles por parte de los dos países.

El año pasado LATAM Airlines (Chile) transporta 394.420 pasajeros entre Santiago y Lima, a los que se suman 429.906 pasajeros movilizados por LATAM Perú. SKY moviliza 234.847 pasajeros con su empresa chilena y otros 166.284 pasajeros con la filial peruana. En el caso de JetSMART, 115.321 personas se mueven en esa ruta con la operación de la empresa en Chile y 59.466 pasajeros con la firma establecida en el Perú.

Las operaciones en el Perú son una de las alternativas que tienen JetSMART y SKY para compensar las pocas frecuencias que tienen en Chile. Las dos compañías también pueden recurrir a los aviones de mayor capacidad que disponen como los Airbus A321neo (240 pasajeros). No obstante, LATAM es la que ofrece la mayor oferta no sólo por frecuencias, sino que también por tipo de aeronaves siendo la de mayor capacidad el Boeing 787-9 para 303 pasajeros.

Fuente: Aero-Naves.com – https://aero-naves.com/2024/01/22/crece-la-judicializacion-y-brecha-en-ruta-santiago-lima/